¿Sabías que los perros de élite también viajan en primera clase?

junio 25, 2024

Viajar a Nueva York con tu Bulldog Francés: La Odisea de Vitellozzo para Competir en el Westminster Kennel Club Dog Show

¿Sabías que los perros de élite también viajan en primera clase? Conoce la travesía épica de Vitellozzo.

Los perros de competición, al igual que los rockstars, no viajan ligeros. Y Vitellozzo, un bulldog francés originario de Croacia, no es la excepción. La odisea de Vitellozzo para participar en el Westminster Kennel Club Dog Show es digna de un guion cinematográfico.

El Camino Real: De Croacia a Nueva York

La aventura de Vitellozzo comenzó en Croacia, de donde fue llevado en coche hasta Budapest. Desde ahí, voló a Varsovia y luego a Chicago para otro show antes de embarcarse en un último tramo en coche hasta Nueva York. Lo más curioso es que Vitellozzo durmió plácidamente durante la mayor parte del viaje, demostrando que incluso los perros pueden ser viajeros experimentados.

Este viaje es un testimonio de la dedicación y planificación meticulosa que se requiere para competir en uno de los eventos caninos más prestigiosos del mundo. El Westminster Kennel Club Dog Show reúne a aproximadamente 2,500 perros de primer nivel, todos con la esperanza de llevarse el título.

Un Mundo de Preparativos

La logística detrás de la participación en este tipo de eventos es impresionante. Los dueños y manejadores pasan años entrenando a sus perros y planificando los detalles más pequeños de los viajes. Empaquetan equipo valorado en miles de dólares: mesas de aseo, secadores industriales, collares, correas, juguetes y, por supuesto, la comida favorita de sus mascotas.

Los trucos de viaje de los manejadores incluyen asegurarse de que haya suficientes golosinas saludables y especiales para los días de competencia. Shell Lewis, por ejemplo, opta por golosinas de ingrediente único como hígado liofilizado. Pero en los días de show, sus perros disfrutan de algo más especial, como salchichas de McDonald’s.

Perros en Carretera: El Viaje Terrestre

Para muchos perros, los viajes largos en coche son la norma. Shell Lewis condujo 14 horas desde Geneva, Illinois, para que Spangle, su Russell terrier, pudiera competir en el evento de agilidad. Acompañada por Nora, su Cairn terrier, Lewis demuestra la resiliencia y adaptabilidad de estos competidores caninos.

Otros, como Krysthel Moore y su Border collie, Quinnzel, manejaron ocho horas desde Quebec. Durante el viaje, Quinnzel durmió casi todo el trayecto, mostrando una notable tranquilidad y adaptabilidad a los cambios de entorno.

Desafíos Aéreos: Volar con Mascotas

El transporte aéreo de estos perros de élite es un desafío logístico y emocional. Janice Hayes, manejadora profesional, regularmente vuela con sus perros, asegurándose de cumplir con todos los requisitos de vacunación y microchips. Su perro, Buddy Holly, un petit basset griffon Vendéen, tiene más millas de vuelo que muchos humanos.

Para aquellos que vuelan en la bodega del avión, como Britney y Spotify, la preparación incluye llegar al aeropuerto con varias horas de antelación y asegurarse de que todo esté en orden.

Hoteles de Lujo: Alojamiento Canino

Una vez en Nueva York, los hoteles cercanos al USTA Billie Jean King National Tennis Center se llenan de perros de todos los tamaños y razas. La mayoría de los manejadores y dueños comparten habitaciones con sus perros, enfrentándose a tarifas nocturnas y tarifas adicionales para mascotas.

Patty Berkovitz, quien junto a su pareja Jack Florek y sus dos mastines irlandeses, Rowan y Brody, se hospedaron en el Hilton Garden Inn en Long Island City, cuenta que sus perros ocupan una cama entera. La estrategia clave es entrar a la cama antes que los perros.

La participación en el Westminster Kennel Club Dog Show no solo es una muestra de habilidad y entrenamiento, sino también de la capacidad de organización y adaptación de los humanos y sus fieles compañeros. La historia de Vitellozzo y su viaje épico es solo una entre miles, cada una con su propio conjunto de desafíos y anécdotas.

¿Qué tan lejos llegarías por tu perro? ¿Te embarcarías en una aventura épica por todo el mundo solo para verlo competir? Estas historias nos recuerdan el profundo vínculo y la dedicación que existe entre los humanos y sus mejores amigos.

 

ESTO NO FUE NOTICIA, Y HOY TAMPOCO LO VA A SER.

Previous Story

Insólita Disputa Por El Nombre de un Perro

Next Story

Descubre los secretos del entrenamiento para perros difíciles

Latest from NOTICIAS

Go toTop